Atelopus varius, rana arlequín variable

Atelopus varius, rana arlequín variable
Atelopus varius, rana arlequín variable
Brian Gratwicke/CC BY 2.0

La rana arlequín variable, Atelopus varius, es un anfibio anuro integrado en la familia Bufonidae, la cual destaca por sus llamativos coloridos. Su población ha decrecido considerablemente en las últimas décadas.

Características de Atelopus varius

Este anfibio presenta bellas coloraciones en el dorso de su cuerpo, en donde se intercalan manchas claras y oscuras, concretamente su coloración es amarillo anaranjado o verde oliva con marcas negras. La zona ventral es bastante similar.

Los dedos son alargadas, con terminación redondeada y carecen de disco; salvo el dedo IV, lo demás están palmeados y presentan almohadillas nupciales en su etapa reproductiva.

La cabeza es moderada, con hocico corto y redondeado, sobresaliendo sus ojos, los cuales presentan pupila en posición vertical. Los machos no disponen de sacos vocales (te sugiero este enlace relacionado con anatomía en anuros ).

En cuanto a las medidas que pueden alcanzar, es importante destacar que se trata de una pequeña rana que presenta de 2.5 a 3.8 cm de longitud.

Hábitat de la rana arlequín variable

Atelopus varius habita hasta un rango altitudinal de 2000 m, prefiere áreas húmedas asociadas a selva tropical y bosque, en permanente contacto con masas de agua de flujo rápido, puesto que gusta frecuentar las orillas y material saliente del agua, igualmente es la zona idónea para reproducirse.

Las costumbres de la rana arlequín variable son diurnas, en las horas del día les gusta permanecer sentado entre rocas, maderas y otros elementos cercanos a las aguas que frecuentas, llegada la noche se esconde entre grietas o debajo de la vegetación para evitar ser depredado.

Pese a que están asociadas al agua, sus habilidades para el nado no son buenas.

Distribución

Distribución de Atelopus varius, rana arlequín variable

El rango de distribución cubre los países de Costa Rica y Panamá, aunque su población es decreciente, hasta el punto de que ha mermado de manera alarmante en los últimos años, por esta razón es un un anfibio catalogado en peligro crítico por parte de la UICN.

Entre las razones que ha llevado a la anterior clasificación destaca la contaminación, actividades agrícolas, construcción, especies invasoras en su hábitat de elección, así como la quitridiomicosis, una enfermedad que ha producido alta mortandad entre sus poblaciones.

Alimentación

Su fuente más importante de alimentación son los insectos, con predilección por pequeñas moscas y mosquitos (más sobre el grupo Insecta).

Reproducción de Atelopus varius

La reproducción se lleva a cabo en el agua, para ello los machos realizan determinadas exhibiciones que atraen a las hembras, estos a su vez se tornan más agresivos en defensa de sus territorios.

Una vez se produce el amplexus, la hembra deposita los huevos en aguas con escasa profundidad, la eclosión es rápida, sobre las 36 horas. Los pequeños renacuajos disponen de una pequeña ventosa que le es útil para adherirse y luchar frente las corrientes.

Referencias biográficas:

Crump 1988, Crump y Pounds 1985, Staniszewski 1995, Capula 1989, Levell, J. 1997