Osteopilus septentrionalis, rana arborícola de Cuba

© Paradais Sphynx; Osteopilus septentrionalis

Localización geográfica

La rana arborícola cubana es un anfibio natural de Cuba, aunque se ha introducido en otros países como es el caso de Puerto Rico o los Estados Unidos.

Descripción y características

Poseen un color grisáceo o marrón verdoso, su piel es verrugosa, los ojos saltones. Los ejemplares machos mantienen una coloración más oscura en la zona de su garganta.

Las hembras adquieren buenas proporciones en edad adulta, pueden llegar a medir hasta 13 cm de longitud, los machos son un poco más pequeños.

Hábitos y alimentación de la rana arborícola de Cuba

Son anfibios que prefieren zonas húmedas, aunque se adaptan a diversidad de hábitats, incluso se pueden avistar ejemplares en zonas urbanas y costeras, ya que estas ranas pueden tolerar las aguas salobres.

Hábitos nocturnos y arborícolas pasan la mayor parte del tiempo encaramado a los árboles y la vegetación.

En estado salvaje consumen insectos, también pueden llegar a comer pequeñas aves neonatas, ratones, lagartijas, etc.

Reproducción

Los machos emiten sonidos para atraer a las hembras. Los huevos son depositados en aguas tranquilas con vegetación emergente.

Nombre común

En inglés se la designa con los nombres: Cuban Treefrog, Giant Tree-frog.

Cuidados en cautividad en la rana arborícola de Cuba

En lo relacionado con su mantenimiento y cuidados es necesario disponer de un terrario con tapa para evitar el extravío de la rana. Las plantas naturales, troncos de maderas y ramas son una buena opción para facilitar el movimiento y descanso del anfibio. La temperatura ambiental diurna debe oscilar entre 27 a 29º C,  la nocturna: 22 a 24º C. Lámparas incandescentes, cerámica o calentador debajo del terrario son buenas alternativas para lograr el mantenimiento de una temperatura óptima.

Son anfibios de hábitos nocturnos, con lo que no precisan iluminación especial UVA y UVB, no obstante se tendrá en cuenta si el terrario va a disponer de plantas naturales.

La alimentación que podemos ofrecer a la rana arborícola, Osteopilus septentrionalis, será una dieta insectívora, por ejemplo grillos, escarabajos, polillas, saltamontes o cucarachas, sin olvidarnos ofrecerle una vez por semana calcio y complementos vitaminados para anfibios.

Los adultos han de alimentarse en una sola toma cada dos o tres días, los jóvenes más regularmente.

El terrario debe tener un pequeño recipiente con agua para que la rana arborícola cubana pueda bañarse.

Conservación

Actualmente está considerada por la IUCN como de “Preocupación Menor”, ya que se encuentra bien distribuida, se adaptan a diversidad de hábitat e incluso existe un aumento en su tasa de crecimiento poblacional. Es común destinarla al mercado de mascotas, aunque generalmente su comercialización se realiza con especies criadas en cautividad, por consiguiente no afecta a la población natal.

Taxonomía o clasifiación científica de Osteopilus septentrionalis

Reino: Animalia, seres vivos no fotosintéticos, con capacidad de movimientos.
Subreino: Eumetazoa, presentan tejidos y órganos.
Filo: Chordata, cordados.
Subfilo: Vertebrata, con esqueleto interno.
Clase: Amphibia, la mayoría sufren importantes cambios estructurales en su desarrollo.
Subclase: Lissamphibia. Lisanfibios o anfibios modernos.
Orden: Anura, anuros, anfibios sin cola.
Familia: Hylidae.
Género: Osteopilus.
Especie: Osteopilus septentrionalis.
Sinonimia:
– Hyla dominicensis insulsa
– Hyla dominicensis septentrionalis
– Hyla insulsa
– Hyla microterodisca
– Hyla schebestana
– Hyla septentrionalis
– Insulsus Trachycephalus
– Trachycephalus marmoratus
– Trachycephalus septentrionalis
– Trachycephalus wrightii

Vídeo de Osteopilus septentrionalis