Salamandra gigante del Pacífico (costera), Dicamptodon tenebrosus

Salamandra gigante del Pacífico o costera, Dicamptodon tenebrosus
Salamandra gigante del Pacífico (costera), Dicamptodon tenebrosus
Oregon Caves/CC BY 2.0

La salamandra gigante del Pacífico (Pacific Giant Salamander ) es un exótico anfibio de la familia taxonómica Dicamptodontidae, aunque hay autores que la citan integrándolo en la familia Ambystomatidae, se trata de una salamandra nativa de las costas al noreste del Pacífico.

Científicamente se le conoce como Dicamptodon tenebrosus, mientras que su nombre común se debe a que es una de las salamandras de mayor tamaño en el mundo y es la de mayor talla en esta región. Por otra parte, el término tenebrosus se refiere a la oscura tonalidad de su piel.


Su presencia dentro de las cuencas hidrográficas es referencia de buen estado de conservación del hábitat. Además, puede ser un bioindicador confiable de la salud de los cauces hidrológicos así como de los bosques ribereños en torno a estos. A pesar de su frágil aspecto, puede ser muy territorial y agresivo mostrando un amplio repertorio de elementos de defensa antidepredadores.

Características de la salamandra gigante del Pacífico

La salamandra gigante del Pacífico tiene una talla promedio de 22 a 26 centímetros de largo total, pero pudiese incluso llegar a medir hasta 32 cm. Su coloración de adultos es oscura, de una tonalidad negruzca, con manchas dorsales de color marrón en variedad de intensidades.

Poseen una cabeza ancha, robusta, de hocico corto y romo, ojos algo pequeños, el cuerpo es relativamente alargado, con patas grandes y poderosas. Entre las extremidades delanteras y traseras, esta especie tiene una serie de surcos intercostales. La cola representa aproximadamente dos quintos del largo total del cuerpo del individuo, siendo comprimida lateralmente y, además, es más larga en los machos.

Después de realizar la metamorfosis, algunos adultos pueden conservar características de cuando estaban en su estado larvario. A esto se le conoce como neotenia, permaneciendo en ellos parte de sus branquias y permitiéndoles vivir en hábitats acuáticos. Pasado el tiempo y motivado a factores climáticos, estos individuos terminan de adquirir sus hábitos terrestres.

La coloración en los ejemplares juveniles es oscura, con difusas manchas de una tonalidad bronce o dorada. Esta especie puede ser tóxica debido a una sustancia que segregan como mecanismo de defensa.

Distribución


Son nativas de la costa noroeste de Norteamérica, desde el norte de California hasta la Columbia Británica en Canadá.

Hábitat de elección

La salamandra gigante del Pacífico en su etapa acuática tiene preferencia por los entornos con poca o ninguna intervención humana, en arroyos de corrientes moderadas y aguas claras, de sustratos preferiblemente rocoso o de grava gruesa. Es importante la presencia de troncos grandes y estructuras de rocas que puedan brindar refugio dentro del lecho fluvial.

Cuando estos anfibios adoptan los entornos terrestres, su hábitat está compuesto por bosques ribereños densos y antiguos, con un dosel cerrado y una gruesa capa de hojarascas. Estos bosque deben ser húmedos, con temperaturas notablemente frescas y que puedan brindar refugio a los individuos de esta especie en los días más fríos de la temporada invernal.

Alimentación de Dicamptodon tenebrosus

Estos anfibios son de hábitos nocturnos, comenzando sus actividades en horas crepusculares. Mantienen dietas muy variadas según su edad. En estado larvario a juvenil se alimentan básicamente de invertebrados dentro de los cauces hidrológicos, moluscos, crustáceos, artrópodos de mediano tamaño y de vez en cuando, algunos peces pequeños.

En la etapa adulta los hábitos alimenticios se mantienen acuáticos, pero es ampliado con la caza de presas terrestres, como insectos, pequeños mamíferos e incluso, otras salamandras.

Reproducción de la salamandra gigante del Pacífico

La salamandra gigante del Pacífico comienza el cortejo entre primavera y otoño, y las puestas de huevos se dan dentro de los arroyos. Pasan unos 7 meses hasta que los huevos eclosionan, mientras tanto, son cuidados por la madre.

Las crías nacen con un saco vitelino que se consume en aproximadamente 4 meses. Alcanzan la madurez sexual entre los 4 y 5 años de vida. Durante su estado larvario son completamente acuáticos.

Es una especie que poco se ha estudiado su biología reproductiva, por lo que se necesitan más datos para conocer mejor a este anfibio, que cuenta por el momento con una población estable y goza de un estatus de conservación catalogado como de preocupación menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *