Andrias japonicus, salamandra gigante japonesa

Andrias japonicus, salamandra gigante japonesa
Antti T. Nissinen/CC BY 2.0


Características y descripción

Andrias japonicus, salamandra gigante japonesa es una especie de anfibio caudado que se integra en la familia Cryptobranchidae, es considerada una de las salamandras más grandes con una longitud de hasta 1.5 m y un peso que puede oscilar hasta los 25 Kg. Posee un cuerpo alargado, fuerte y robusto, y dos pares de patas bien desarrolladas, aunque cortas en longitud. La cola igualmente alargada con una aleta ubicada en el dorso de la misma. Su coloración base es amarronada con manchas oscuras verdosas o negras para camuflarse fácilmente con su entorno. La piel presenta arrugas y pliegues; posee ojos pequeños y poco funcionales, carentes de párpados. La cabeza es ancha y un poco aplanada, presenta dos fosas nasales con orificios pequeños.

Una de las peculiaridades que reviste la salamandra gigante japonesa es el hecho de carecer de ventanas branquias, por lo que el intercambio de gases en el agua lo llevan a cabo a través de su piel. Su movimiento serpenteante facilita el trabajo para lograr que el agua llegue mejor oxigenada.


Hábitat ¿Dónde vive?

El hábitat de Andrias japonicus es prácticamente acuático, ya que depende del agua dulce para subsistir, no se adentra tierra adentro, por esa razón viven en áreas de corrientes de aguas claras y montañosas con buena oxigenación, en rangos altitudinales que oscilan entre 200 a 1350 m y en niveles de agua poco profundos.


Comportamiento. Comunicación

Los machos son muy territoriales llegada la época de reproducción, compiten por los lugares donde tendrá lugar la fecundación. Son activas durante la noche, por el día permanecen escondidas entre las piedras. Si se sienten amenazadas secretan líquido maloliente con la finalidad de intimidar a sus adversarios.

La salamandra gigante japonesa se comunican a través del olfato y tacto, dado que la vista está poco desarrollada, también algunos autores sugieren la posibilidad de comunicación química a través de secreción acuosa cuando advierten señales de peligro.


Alimentación ¿Qué comen?

Andrias japonicus, salamandra gigante japonesa, mantiene una alimentación estrictamente carnívora, concretamente consume pequeños peces, crustáceos, insectos,  gusanos y otros invertebrados.


Reproducción de la salamandra gigante japonesa

Se reproducen a partir del mes de agosto, los machos buscan los lugares de anidación debajo del agua, bien entre áreas rocosas, refugios, etc. Con posterioridad se traslada la hembra para la puesta de los correspondientes huevos y su ulterior fecundación, por consiguiente la reproducción de la salamandra gigante japonesa, Andrias japonicus, es ovípara y de fecundación externa. La puesta puede albergar unos 400 huevos e incluso superior, que eclosionan en el transcurso de 40 a 60 días, si bien hay autores que informan de un tiempo de eclosión entre 12 a 15 semanas. Los machos son los encargados de proteger a los huevos para evitar la depredación.

Una vez se produce el nacimiento de las larvas, estas comienzan a llevar una vida libre en el agua, el desarrollo es tardío, ya que la metamorfosis concluye en unos 4 a 5 años. La madurez sexual es alcanzada sobre los 10 años de vida, aunque existen ciertas discrepancias sobre el tiempo en que tardan en metamorfosearse y el tiempo en que son adultos sexualmente . El dimorfismo sexual no es apreciable.


Nombre común

Es conocida por el nombre de salamandra gigante japonesa, en inglés Japanese Giant Salamander.


Distribución geográfica. Conservación

Distribución, conservación de Andrias japonicus,salamandra gigante japonesa

Habita en Japón, concretamente se distribuye en zonas geográficas asociadas a las las islas de Kyushu, Shikoku y Honshu.

Andrias japonicus, salamandra gigante japonesa, es calificada en la Lista Roja de la UICN con el rango de casi amenazada, ya que en los últimos tiempos la población ha decrecido considerablemente. Entre sus principales amenazas se encuentra la destrucción de su hábitat. Igualmente la especie se incluye en el apéndice I de CITES.


Clasificación. Taxonomía de Andrias japonicus

Dominio: Eukaryota, organismos compuestos por células eucariotas.
Reino: Animalia, animales. Organismos cuyas células poseen núcleo, además de ser multicelulares. No realizan fotosíntesis.
Subreino: Eumetazoa, formados por tejidos gracias a su organización pluricelular.
Filo: Chordata, cordados, poseen notocordio o cuerda dorsal, en algunos cordados (inferiores o acranios) se mantiene durante toda su vida.
Subfilo: Vertebrata, vertebrados, la notocorda se transforma en columna vertebral (cordados superiores o craneados).
Intrafilo: Gnathostomata, clados de vertebrados que poseen mandíbulas.
Superclase: Tetrapoda, tetrápodos, vertebrados con cuatro extremidades
Clase: Amphibia, sufren importantes cambios estructurales en su desarrollo.
Orden: Caudata, caudados
Familia: Cryptobranchidae
Género: Andrias
Especie: Andrias japonicus. Temminck, 1836
Sinónimo: Andrias davidianus japonicus


Referencias: Yoshio Kaneko, Masafumi Matsui (2004); L. Winkler (2006); AmphibiaWeb (2015).