Dendrobates o rana punta de flecha

depositphotos © fivespots


La rana punta de flecha pertenece al género dendrobates y existen gran cantidad de especies de ranas punta de flecha, aunque todas habitan en las selvas tropicales del centro y Sudamérica, todas necesitan clima cálido y luz solar, así como alta humedad. En caso de que pretendamos hacernos con alguna clase de rana punta de flecha y tenerla en cautiverio en nuestra casa, deberemos tener muy en cuenta estos aspectos.

Su tamaño cuando son adultas oscila entre los 15 y 75 mm; la esperanza de vida está en el rango de entre los 6 y los 10 años. Otro de los rasgos de este anfibio que no podemos perder de vista, es que se trata de una especie que secreta una sustancia altamente tóxica a través de su piel, con capacidad de matar a otros animales y, según el caso, también al hombre. Estudios científicos revelan que las sustancia venenosa es fabricada mediante la ingesta de algunos insectos que capturan en estado salvaje.

Su nombre común se debe a que al parecer los antiguos indígenas capturaban estos anfibios para extraer su veneno e impregnarlo en las puntas de flechas. Lo cierto es que algunas especies son muy venenosas e incluso pueden causar la muerte en segundos al ser humano. En cautividad, debido a que se han adaptado a la toma de otros alimentos, no fabrican el veneno mortífero tan perjudicial para el hombre, por esa razón es de suma importancia adquirir ejemplares criados en cautividad.

Alojamiento de las dendrobates o rana punta de flecha

En cuanto su alojamiento, el terrario donde vivan nuestras dendrobates debe tener una humedad de entre el 60 y el 100 %. Esto se puede lograr mojando regularmente el sustrato que cubre el suelo del mismo. Las plantas naturales y la pulverización 2 o 3 veces al día es otra opción para mantener tan alta humedad. Existen sistemas de lluvias programables que favorecen la humedad, son accesorios muy cómodos, en la medida que no es necesario estar cada cierto tiempo realizando pulverizaciones manuales, incluso se controla mejor el ambiente óptimo de nuestro anfibio, proporcionando agua limpia y fresca mediante goteo o rocío. Una alternativa al sustrato puede ser la gravilla recubierta por musgo y restos de hojas. La industria dedicada a la fauna y la flora doméstica ha creado lechos específicos para anfibios que servirán de ayuda para el acondicionamiento de la rana flecha.

Como señalamos anteriormente, la temperatura es otro factor que se debe tener muy en cuenta cuando decidamos cuidar a nuestra rana punta de flecha; ésta siempre debe estar entre los 22 y 30 ºC. Aunque por la noche puede descender dos o tres grados tal y como ocurre en su medio natural, esto lo podemos conseguir a través de un temporizador programable, existen numeras marcas y modelos en el mercado. A diferencia de lo que ocurre con los reptiles respecto a la luz que deben recibir, con las dendrobates tendremos que evitar la luz solar directa. En este sentido será conveniente proporcionarles la luz que necesitan mediante lámparas fluorecentes artificiales, por lo menos 12 horas al día. También, el terrario ha de contar con un sistema de calefacción para lograr mantener la temperatura que precisan estos anfibios.

El agua que proporcionemos a las dendrobates debe estar declorada y filtrada, siempre con el fin de que mantenga la máxima calidad. El agua en estas condiciones será una fuente de salud para nuestra rana punta de flecha. Debemos introducir en el terrario un pequeño recipiente con fácil acceso al anfibio, de esa manera le facilitamos los baños que diariamente precisan para el mantenimiento de su piel en óptimas condiciones de hidratación. Teniendo en cuenta sus costumbres, es conveniente que su espacio vital doméstico cuente con escondrijos formados por troncos, plantas o piedras.

Alimentación de las dendrobates o rana punta de flecha

Se alimentan básicamente de cría de grillos, moscas de la fruta, hormigas y pulgones verdes, entre otros pequeños insectos. Por lo menos una vez por semana es recomendable incluir vitaminas A en polvo y minerales en sus comidas, ya que en cautividad está más limitado la amplia gama de presas vivas que capturan para lograr una dieta rica y equilibrada. Este tipo de anfibio presentan actividad diurna con lo que la alimentación se suministrará durante el día.

Salud de la rana flecha

Es importante mantener contacto con un veterinario especializado en animales exóticos, sobre todo para realizar controles de calidad del agua y heces, ya que estos animales son sensibles a contraer enfermedades de tipo parasitario. Entre las patologías más frecuentes destacan la deshidratación, hongos, heridas, parásitos, déficit alimentario, problemas de tipo digestivo y enfermedades por carencia de vitaminas.

Reproducción de la rana flecha

Existe dimorfismo sexual, las hembras son más grandes y no emiten los sonidos característicos del canto de los machos. Estos anfibios alcanzan su madurez sexual sobre los 15 a 18 meses. Para la reproducción podemos mantenerlas en pareja o un macho por cada tres hembras.

El número de puesta depende de la especie, por regla general ponen entre 4 a 12 huevos, tras la puesta, el macho procede a la fecundación de los huevos. Eclosionan al rededor de dos semanas y es el macho el que se encarga de transportar los renacuajos al agua para culminar con la fase de crecimiento y su correspondiente metamorfosis, la cual dura aproximadamente unas tres semanas.

Especies en cautividad

Dendrobates auratus
Dendrobates tinctorius
Oophaga pumilio
Dendrobates truncatus
Dendrobates leucomelas

Taxonomía de la rana punta de flecha

Reino:Animalia
Subreino: Eumetazoa
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Amphibia
Subclase: Lissamphibia
Orden: Anura
Familia: Dendrobatidae

Franco Maiolini Sánchez