salamandra, variedad de anfibio de hábitos terrrestres

Salamandra terrestre


La salamandra es un anfibio muy valorado como animal doméstico, principalmente por la singular belleza que presentan muchos de estos ejemplares. Si hemos decido adoptar este tipo de anfibio debemos saber con antelación el tipo de costumbre que requiere la especie en cuestión, de lo contrario será difícil recrear el hábitat que más se aproxime a su medio natural, al mismo tiempo, es importante asesorarnos sobre la tenencia lícita que supone tener estos animales, téngase en cuenta que muchas especies están catalogadas en peligro de extinción y su adquisición puede acarrearnos importantes sanciones de tipo administrativo, dado su alto grado de protección especial; al mismo tiempo que no deja de ser una amenaza para la biodiversidad, en cuanto al riesgo de extinción que supone la adquisición ilegal de muchos ejemplares.

En nuestro artículo hablaremos de los cuidados básicos que requieren los caudados terrestres criados en cautividad.

Alojamiento de la salamandra

El terrario fabricado en urna de cristal es el accesorio más indicado para las salamandras terrestres, precisamente por su fácil limpieza y las buenas medidas de seguridad en cuanto impide que el anfibio se pueda escapar, sobre todos aquellos que incorporan puertas o tapas para tal finalidad. En el interior del terrario incorporaremos sustrato humedecido de fibra de coco o musgo; las plantas o ramas de árboles son aconsejables, ya que ayudan a mantener la humedad. Los refugios realizados con pequeñas piedras, maderas… son también importantes, pues este tipo de anfibio, en su medio natural, permanece refugiado en cavidades o galerías subterráneas, debajo de tronco de árboles, piedras, etc. La salamandra terrestre requiere una temperatura entre 8 y 15 grados, con lo que en muchos casos no es necesario incorporar calentadores en el interior del terrario, aunque es muy aconsejable un sistema de lluvia programada para el mantenimiento de la humedad; las luces fluorescentes serán también necesarias si hemos decidido insertar plantas naturales.

Alimentación de la salamandra terrestre

Son animales insectívoros, el alimentos vivo es el más aconsejable, podemos suministrar a las salamandras: crías de grillos, lombrices, gusanos, pequeñas hormigas… Las vitaminas y calcio son esenciales para complementar su dieta alimenticia. En el terrario pondremos a su disposición un recipiente con agua, que renovaremos diariamente para que se mantengan limpia y fresca.

Reproducción

Para una optima reproducción de la salamandra terrestre es necesario mantener buenos niveles de humedad en el terrario, de esa manera conseguimos mayor actividad en el caudado y favorecemos su ciclo reproductivo. Es necesario destacar que existen ejemplares vivíparos, aunque lo más frecuente es encontrar caudados con reproducción ovovivípara.

En cautividad no es complicado la cría de este tipo de anfibios. Los más importante es disponer en el terrario de una pequeña charca para que la madre deposite las larvas acuáticas, suelen parir entre 30 a 50 larvas de media. Alimento especial, vivo o balanceado, para cría de peces y de fácil adquisición en tiendas de animales, ayuda a la alimentación de las pequeñas larvas y a su ulterior desarrollo, hasta que puedan abandonar el medio acuático y concluyan con la correspondiente metamorfosis. En hábitats húmedos, pero con poca afluencia de agua, la reproducción de urodelos suele ser vivípara, en estos casos las crías ya nacen metamorfoseadas.

Salud de la salamandra

Para que estos caudados gocen de buena salud es necesario una alimentación equilibrada, así como mantener niveles de temperatura y humedad adecuados a la especie. La manipulación excesiva es perjudicial, le causa estrés y puede dañar su delicada piel. Un veterinario especialista en exóticos deberá explorar las heces y el agua de estos anfibios, a los efectos de prevenir enfermedades de tipo parasitario.

Taxonomía o clasificación científica

Reino: Animalia.
Subreino: Eumetazoa.
Filo: Chordata.
Subfilo: Vertebrata.
Clase: Amphibia.
Subclase: Lissamphibia.
Orden: Caudata.
Familia: Salamandridae.