Inicio » Información anfibios » 20 curiosidades de los anfibios ¡Descúbrelas!

20 curiosidades de los anfibios ¡Descúbrelas!

Imagen para 20 curiosidades de los anfibios

Los anfibios conforman un grupo animal que causa gran interés en muchas personas, debido a sus particularidades. Entre las curiosidades de los anfibios encontramos características y especies asombrosas y fuera de lo común como aquellos con desarrollo directo o algunos que viven en condiciones extremas.

Por otro lado, este grupo presenta una gran diversidad y riqueza de especies, que se concentra principalmente en las regiones tropicales del mundo. Al existir un gran número de especies, es inevitable no fijarse en algunas curiosidades de los anfibios como las que se mencionan a continuación.

Los anfibios vivientes más grandes

Entre estos animales encontramos una gran diversidad de tamaños y formas. Actualmente, el anfibio más grande conocido es la salamandra gigante china perteneciente a los anfibios caudados (orden Caudata). Esta especie puede alcanzar una asombrosa longitud de dos (2) metros y un peso aproximado de 50 kg. Hoy en día muchas de las poblaciones de esta especie han desaparecido por la fragmentación de sus hábitats, la contaminación y su cacería para actividades de alimentación humana.

Por otro lado, entre las ranas y sapos (Orden Anura) la especie viviente más grande es Conraua goliath, también conocida como rana Goliath, la cual si bien luce pequeña al lado de una salamandra gigante china, puede alcanzar una longitud hocico-cloaca de 34 cm y puede pesar hasta 3 kg.

El vertebrado más letal

Una de las curiosidades de los anfibios más notorias es la presencia de veneno en algunos grupos de especies. Estas sustancias tóxicas se acumulan en la piel de los anfibios con fines defensivos y, en su mayoría, provienen de sustancias que se encuentran en los alimentos que consumen. La rana dardo dorada, Phyllobates terribilis, es la especie más venenosa entre los anfibios y quizás el vertebrado más peligroso de la tierra; 1 mg de la batracotoxina que porta este anfibio es capaz de eliminar a unos 10000 ratones.

Ranas voladoras entre las 20 curiosidades de los anfibios

Las ranas y sapos suelen asociarse con el desplazamiento a través de saltos. Sin embargo, se pueden señalar algunas especies capaces de desplazarse por el aire como las pertenecientes a la familia Rhacophoridae (Anura).

Estas ranas arbóreas se distinguen de otras por características morfológicas, que les permiten planear desde los árboles donde habitan hasta el suelo. Para ello tienen palmeaduras muy desarrolladas en las patas y además cuentan con pliegues de piel a los lados del cuerpo que les ayudan a suavizar la caída. Probablemente esta forma de locomoción surgió como una estrategia de huida rápida de los depredadores, como algunas serpientes trepadoras.

Un anfibio con forma de dragón

Una de las curiosidades de los anfibios que destacan es la apariencia de algunas salamandras completamente acuáticas. El ajolote mexicano, Ambystoma mexicanum, sin duda alguna tiene una apariencia curiosa. Este anfibio exclusivo de México retiene las características larvarias tras la maduración sexual, mediante un fenómeno conocido como neotenia. Debido a esto, esta salamandra completamente acuática conserva sus branquias (tres pares) en su forma adulta, las cuales emergen desde la base de la cabeza y se dirigen hacia atrás. Debido a la neotenia y a su particular belleza, son animales empleados como modelos de investigación y como mascotas.

Un anfibio minúsculo

Dentro de la gran riqueza de especies de anfibios, nos encontramos en algunos casos con ranas increíbles porque son realmente muy pequeñas. La rana Paedophryne amauensis la cual se distribuye en Nueva Guinea y África, posee una longitud hocico-cloaca de apenas 0,77 cm, medida que, comparada con el tamaño de muchos insectos, es extraordinaria. Estas ranas viven entre la hojarasca donde se alimentan de pequeños insectos, siendo considerado además como el vertebrado más diminuto del mundo y representando una de las curiosidades de los anfibios.

Anfibios con órganos visibles

Algunas especies de ranas es posible observar sus órganos internos a través de la región ventral. Esta característica es muy común en las ranas de cristal, pertenecientes a la familia Centrolenidae, cuyo tegumento de la región ventral carece casi totalmente de pigmentos. En algunas especies de la familia es posible además, ver el movimiento y funcionamiento de los órganos, como el latido del corazón y el movimiento de la comida a través del tracto digestivo.

Ranitas niñeras

Entre los anuros existe el cuidado parental y es una de las curiosidades de los anfibios; el cuidado parental de muchas especies incluye el traslado de los huevos o larvas sobre la espalda hasta que estos se desarrollan totalmente.

En muchas especies de la familia Dendrobatidae, los machos transportan sobre su dorso a las larvas recién eclosionadas hasta los cuerpos de agua, donde estas culminan su desarrollo. Otros anuros de la familia Hemiphractidae transportan a los huevos en una cavidad especial sobre su espalda, por lo cual son conocidas también como ranas niñeras o ranitas marsupiales.

Ranas introducidas

Algunas especies de anfibios anuros como el sapo de la caña (Rhinella marina) y la rana toro (Lithobates catesbeianus) han ocasionado diversos impactos negativos sobre ambientes donde han sido introducidos.

El sapo de la caña fue introducido en Australia para controlar la población de un coleóptero, sin embargo, los propios sapos se convirtieron en una terrible plaga que ha puesto en peligro la existencia de otras especies. Por otro lado, la rana toro, introducida en Suramérica, ha ocasionado el desplazamiento de otros sapos y ranas autóctonas de la región. Aunque se pueda asumir que estos animales son inofensivos, el gran impacto de estas especies introducidas sorprende a los investigadores.

Padres muy dedicados entre las 20 curiosidades de los anfibios

El cuidado parental va más allá de transportar las larvas o huevos, ya que en muchas especies como los centrolénidos, los padres resguardan a sus huevos, exponiendo su propia vida para protegerlos al posarse sobre sus nidos, que generalmente se ubican sobre hojas de vegetación circundante a los cuerpos de agua.

Existen otros increíbles casos de cuidado parental como la rana de Darwin (Rhinoderma darwinii), donde el macho resguarda a sus huevos y posteriormente los deposita en su saco vocal hasta que se desarrollan y emergen los individuos juveniles a través de su boca.

Rana con pelos

Si bien es cierto que la presencia de pelos es una característica exclusiva de los mamíferos, existe una especie de rana que presenta papilas dérmicas en los lados laterales del abdomen que confieren una apariencia de “pelos”, lo cual compone una de las curiosidades de los anfibios. El nombre científico de esta especie, Trichobatrachus robustus, hace referencia a la presencia de estos filamentos que utilizan para aumentar la superficie del intercambio gaseoso de la piel.

Brillan en la oscuridad

Entre los anuros encontramos características realmente sorprendentes que conforman curiosidades de los anfibios, es el caso de la rana arbórea punteada Boana punctata, que es capaz de emitir fluorescencia, brillando en la oscuridad al ser iluminadas con lámparas de emisión UV. Esta característica se encuentra asociada a la presencia de moléculas en el sistema linfático que se conocen como hyloinas.

Sobrevivientes a la congelación

En Norteamérica, la rana de bosque Lithobates sylvaticus representa una de las curiosidades de los anfibios, ya que pasa un largo periodo de tiempo completamente congelada en estado de hibernación durante el invierno, y sobrevive una vez transcurre este periodo. Esto solo ocurre debido a la gran cantidad de glucosa que almacena dentro de las células, que evitan su destrucción durante la congelación y descongelación.

Vivir sin agua por mucho tiempo

Varias especies de anfibios anuros pueden sobrevivir en ecosistemas desérticos, como las ranas de espolones o ranas desertícolas del género Scaphiopus que se encuentran entre Estados Unidos y México, en ambientes áridos como el Desierto de Sonora. Otras especies capaces de sobrevivir en ambientes desérticos son las del género Breviceps que se encuentran al sur y este de África.

Estos animales logran sobrevivir a los intensos periodos de sequía al entrar en un estado de estivación, enterrándose en la arena para protegerse de los intensos rayos del sol.

Anfibios sin metamorfosis

La palabra anfibios hace referencia a la existencia de una fase acuática y una terrestre, dentro de la vida de estos animales. Sin embargo, muchas especies carecen de la fase acuática, conocida como larva o renacuajo. Esta característica se encuentra entre las curiosidades de los anfibios y se refiere a que en algunas especies, el desarrollo de las crías ocurre de forma directa, es decir, que de los huevos emergen individuos completamente formados, con apariencia de un adulto y menor tamaño. Este tipo de desarrollo se asocia a animales con hábitos terrestres.

Asociaciones curiosas

Muchos de estos animales son capaces de vivir en una relación simbiótica o como comensales de otros animales. Entre los casos más curiosos de asociaciones se encuentra el de la rana común europea Pelophylax ridibundus y los búfalos Bufalus bubalis. Estas ranas montan a los búfalos y viven sobre ellos, alimentándose de los ectoparásitos que se posan sobre el pelaje de estos mamíferos.

Otro impresionante caso de asociación entre especies es el de algunas ranas de la familia Microhylidae que viven con tarántulas del género Xenesthis, sin ser devoradas por esta última. La relación mutualista de estos animales se basa en que las ranas depredan a las hormigas que se acercan al refugio de la tarántula, lo que evita que estos insectos se coman a los huevos de la araña, mientras que la tarántula le confiere protección a la rana contra sus depredadores.

Ranas tortuga

La peculiar apariencia de las ranas tortugas conforma una de las curiosidades de los anfibios. Esta especie, Myobatrachus gouldii, pertenece a la familia Myobatrachidae y es endémica de Australia. Estas ranas habitan en zonas áridas donde suelen enterrarse al menos a un metro de profundidad, cavando con sus patas delanteras. Se asemeja a una tortuga sin caparazón, de ahí su denominación común.

Ranas de muchos colores

Además de presentar una gran riqueza de especies, entre las ranas encontramos especies que presentan, dentro de una misma población, una increíble diversidad de colores y morfos. Esto resulta una de las curiosidades de los anfibios, pues en muchos casos se podría pensar que dos individuos muy diferentes pertenecen a especies distintas cuando solo representan dos coloraciones de una misma especie.

Esto puede observarse en varias especies del género Atelopus donde pueden encontrarse variantes amarillas, verdes, rojas y negras dentro de una misma población.

Reproducción explosiva

Muchas especies de anfibios viven en zonas con una marcada estacionalidad, por lo cual su reproducción se ve restringida a los periodos lluviosos, que en muchos casos son cortos. Los anfibios que viven bajo estas condiciones deben aprovechar las lluvias, que forman charcas y pozos temporales, para llevar a cabo la reproducción y que sus crías puedan desarrollarse correctamente.

Este tipo de reproducción se conoce como reproducción explosiva, y en ella es común ver grandes cantidades de individuos apareándose, lo que conforma también una de las curiosidades de los anfibios.

Amplexo inter-específico

Entre las curiosidades de los anfibios es importante señalar el amplexo interespecífico que ocurre generalmente durante la reproducción explosiva de diversas especies. Esto se refiere a que en muchos casos, los machos en su precipitación por encontrar pareja, pueden unirse en amplexo con hembras de otras especies o incluso con otros machos.

En la mayoría de los casos, este amplexo no genera un apareamiento eficaz, aunque se ha registrado la producción de híbridos entre dos especies muy emparentadas del género Spea.

Renacuajos caníbales

Los renacuajos, por lo general, presentan hábitos omnívoros y se alimentan principalmente de detritus y algas. A pesar de esto, los renacuajos de diversas especies son exclusivamente carnívoros y en muchos casos caníbales, pues se alimentan de sus propios hermanos. Uno de los casos más sorprendentes es el de las ranas de espuelas mexicanas del género Spea, cuyos renacuajos pueden pasar de una dieta omnívora a una carnívora, en la cual se alimentan principalmente de otros renacuajos. Esto representa un grandioso ejemplo de plasticidad fenotípica.

Resumen sobre las 20 curiosidades de los anfibios

Resumen 20 curiosidades de los anfibios
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Bibliografía

  • Barrio-Amorós, C.L., Rojas-Runjaic, F.J.M. & Señaris, C. (2019).
  • Crump, M. L. (1996).
  • Emerson, S. B., & Koehl, M. A. R. (1990).
  • Groff, L. A., Calhoun, A. J., & Loftin, C. S. (2016).
  • Nowacki, A. M., & Doan, T. M. (2012).
  • Rittmeyer, E. N., Allison, A., Gründler, M. C., Thompson, D. K., & Austin, C. C. (2012).
  • Schäfer, M., Tsekané, S. J., Tchassem, F. A. M., Drakulić, S., Kameni, M., Gonwouo, N. L., & Rödel, M. O. (2019).
  • Seidl, F., Levis, N. A., Schell, R., Pfennig, D. W., Pfennig, K. S., & Ehrenreich, I. M. (2019).
  • Wang, X. M., Zhang, K. J., Wang, Z. H., Ding, Y. Z., Wu, W., & Huang, S. (2004).