Anfibios del Amazonas, diversidad y reporte de nuevas especies

Anfibios del Amazonas
Bernard DUPONT/CC BY-SA 2.0

El Amazonas comprende una gran cantidad de territorio del sur del continente americano, esta vasta región alcanza distintos países como Brasil, Ecuador, Perú, Bolivia, Suriname, Guyana, Colombia y Venezuela por lo que su riqueza en flora y fauna es realmente sorprendente. En el Amazonas viven una gran cantidad de especies animales incluyendo a los anfibios, estos anfibios poseen una gran variedad de características como tamaños, colores mecanismos de reproducción, de defensa que incluso son endémicos de la zona, por lo que para verlos tendríamos que visitar estas tierras.

¿Qué anfibios se encuentran en el Amazonas?

Como se mencionó anteriormente los anfibios del Amazonas comprenden una alta variedad, en estas zonas podemos encontrar anfibios pertenecientes a los tres órdenes existentes que son, el orden Anura, el orden Caudata y el orden de las cecilas, los Gymnophiona. Estos animales están distribuidos por todo el territorio del Amazonas por lo que muchos se especializan en varios aspectos para aumentar las probabilidades de éxito en su entorno, entre los anfibios del Amazonas podremos encontrar sapos y ranas en diferentes pisos altitudinales, salamandras de pequeño tamaño y cecilias cuyos hábitos fosoriales hacen difícil su estudio.

Como todo anfibio, las especies que se encuentran en el Amazonas están ligadas a las corrientes de agua y a los bosques que le proporcionen alta tasa de humedad. Debido a la inmensidad territorial y a la diversificación y adaptabilidad de este grupo de vertebrados aún se siguen reportando nuevas especies.

¿Cómo son los anfibios del Amazonas?

La gran extensión de territorio con sus diferentes afluentes ha dado como resultado una gran diversidad de especies animales, entre los que se encuentran los anfibios del Amazonas. En este sitio podemos encontrar un gran número de especies de anuros, con rasgos y características únicas en el mundo, podemos encontrar ranitas de apenas unos centímetros de tamaño tal como lo presenta las ranitas cristal que pueden llegar a medir un poco más de 2 cm, cuya coloración es en varias tonalidades de verde y manchas amarillas en la parte dorsal, pero su mayor característica es la transparencia de la piel en su parte ventral, se ha encontrado que la ranita de cristal Hyalinobatrachium yaku posee una piel tan transparente que se pueden visualizar sus órganos y el funcionamiento del corazón a través del flujo sanguíneo.

Así mismo podemos encontrar ranas que no tienen miedo a mostrarse, por lo que son bastantes coloridas advirtiendo que pueden ser animales peligrosos por la posible producción de veneno, este caso lo podemos observar en las ranas dardo venenosas cuyo colores aposemáticos varían de acuerdo a la especie y son indicativos de la potencialidad del veneno, hay especies que tienen tonalidades azules, negras, amarillas, verdes y también naranjas, combinados en formas de franjas y manchas por lo que son muy vistosas. Un ejemplo característico de este aspecto en estas ranas es Dendrobates tinctorius cuya coloración es azul intenso con pintas negras. De igual manera no podían faltar especies con un tamaño considerable y que al igual que las de menor tamaño cumplen funciones importantes dentro del ecosistema, la rana Phyllomedusa bicolor o mejor conocida como rana kambó o rana mono grande, puede superar los 10 cm y presenta una tonalidad verde brillante.

Otros de los anfibios del Amazonas pertenecen al orden caudato o mejor conocidos como salamandras y tritones, estos anfibios habitan preferentemente en el hemisferio norte pero también se han encontrado en el lado sur del continente americano, específicamente en la región andina y también en la amazónica, aprovechando el ecosistema húmedo de la zona.

Las salamandras del Amazonas poseen un diámetro que oscilan entre los 4 a 6 cm por lo que se consideran de pequeño tamaño, la coloración depende de la especie, siendo los más comunes colores oscuros como marrones con manchas negras en la parte dorsal, poseen los dedos de las patas palmeados, especies representativas de salamandras que habitan en el amazonas podemos mencionar a Bolitoglossa peruviana y Bolitoglossa altamazonica.

De igual modo y como se nombró en el principio, los anfibios ápodos pertenecientes al orden Gymnophiona también están presentes en el Amazonas, estos escurridizos anfibios son difíciles de observar en su ambiente natural, pues la mayor parte del tiempo viven bajo tierra. Entre los especímenes de cecilias descritos en el Amazonas tenemos a Caecilia tentaculata, Typhlonectes compressicauda, además de T. natans, que pueden alcanzar y sobrepasar fácilmente el medio metro en cuanto a la longitud, las tonalidades suelen ser oscuras y variables entre grises, azuladas y negras.

Estrategias para sobrevivir

Así como el Amazonas les brinda una gran variedad de hábitat para las diferentes especies de anfibios, existen complicaciones que estos deben superar para poder establecerse en ellos. Las interacciones con otros animales, convirtiéndolos muchas veces en presas y depredadores, los ciclos de vidas complejos que llevan alguno de ellos para completar su desarrollo, la búsqueda de alimento y la defensa son algunos de estos, para hacerlo frente los anfibios del Amazonas han ideado estrategias que le permitan sobrevivir. Algunos anfibios como las ranas de cristal intentan pasar desapercibidas en la vegetación utilizando estrategias y mecanismos de camuflaje para así evitar posibles depredadores, mientras que las dardo venenosas y otras especies prefieren tener colores llamativos de manera de infundir miedo y respeto por la producción de veneno que estos colores indican.

Con respecto al ámbito reproductivo podemos encontrar varios tipos de reproducción que van desde la oviparidad a aquellos que se reproducen de manera directa, dentro de la madre o mejor conocidos como vivíparos. Dependiendo del desarrollo que tengan, si presentan fase de renacuajo o no, los anfibios prefieren vivir cerca de fuentes de agua en donde depositan sus huevos, mientras las especies arborícolas pueden poner sus huevos en las hojas de los arbustos, hay otros que prefieren llevar los huevos a cuesta, tal como lo hace el sapo de Surinam Pipa pipa, de igual modo existe sincronización con los estadios de lluvia y sequía en su proceso de reproducción.

Vulnerabilidades

A pesar de que el Amazonas es un lugar con un territorio amplio y con riquezas bióticas y abióticas que les permiten tener un desarrollo óptimo a los anfibios, no se escapa de la intervención de la mano del hombre. Las mayores amenazas que enfrentan los anfibios del Amazonas es la pérdida del hábitat por el uso de los recursos que se encuentran en esta región, sumándole los incendios forestales que cambian rápidamente un ecosistema. Estos animales son muy vulnerables a los cambios drásticos en su hábitat por lo que tienden a desaparecer y extinguirse rápidamente, así mismo la contaminación de las aguas por medio de la minería también representa un punto débil pese a que son necesarios para mantener el equilibrio ecológico del planeta.

Biografía

  • Acosta-Galvis, A.; Lasso, C.; Morales-Betancourt, M. (2014).
  • Arriaga-Villegas, N.; Obregon-Paz, N.; Ruiz-Valderrama, D. (2014).
  • D’Orgeix, C.; Hardy, D.; Witiak, S.; Robinson, L.; Jairam, R. (2019).
  • Gilmore, M.; Vriesendorp, C.; Alverson, W.; Del Campo, A.; Von May, R.; López, C.; Ríos, S. (2010).
  • Hernández, A. (2018).
  • Hernández-Cuadrado, E.; Vargas, C. (2007).
  • Mueses-Cisneros, J. (2007).
  • Pérez, P.; Medina, I.; Pizaro, J. (2019).