Anfibios gigantes que te sorprenderán

Anfibios gigantes
Anfibios gigantes
Nature.Catcher/CC BY-SA 2.0

Hay anfibios gigantes que forman parte de la magnífica fauna de nuestro planeta. Son animales sorprendentes que pueden alcanzar dimensiones realmente increíbles, respecto a otros anfibios de su tipo.

La siguiente lista realmente te sorprenderá.

Rana goliat de África

En este caso, el nombre en honor al gigante bíblico es muy acertado. La rana goliat, Conraua goliath, es uno de los anfibios gigantes de nuestro mundo. Puede tener hasta 32 centímetros de largo y alcanzar un peso de entre 3,3 kilos.

Curiosamente, sus inicios son iguales a los de cualquier otra rana, como un diminuto renacuajo. Viven en rincones pequeños de las selvas tropicales al oeste de África, en zonas aledañas a ríos y cascadas. Salen de noche y se las puede ver cerca de las rocas cazando insectos.

Para el apareamiento el macho construye un nido en las rocas con la grava que se encuentra en el fondo de los ríos, suele pelear con otros machos por el derecho a aparearse con las hembras. Estas depositan huevos en dichos nidos, tiempo después dichos huevos eclosionan y nacen los renacuajos.

Salamandra gigante China

Este anfibio muy particular, Andrias davidianus, es una reliquia, ya que ha permanecido sin demasiados cambios desde la era de los dinosaurios. Tienen sus crías en grandes huecos debajo de rocas, también en grietas subacuáticas. Allí ingresan las hembras para la puesta y los machos cuidan de ellos hasta que eclosionan en el transcurso de un mes.

Las salamandras gigantes chinas miden superando el metro de longitud y pueden alcanzar un peso bastante considerable. Sus renacuajos tienen alrededor de 3 centímetros de longitud. Actualmente no son muy comunes en la naturaleza. Desde 1950 han disminuido drásticamente debido a que se las caza y se las cría en granjas, como un manjar muy popular.

En dichas alquerías pueden crecer copiosamente, pero en el mundo natural les toma más tiempo reproducirse, porque las salamandras jóvenes tardan en llegar a la madurez sexual. Los cazadores recurren a métodos muy dañinos cuando no las encuentran fácilmente en su hábitat.

Rhinella marina entre los anfibios gigantes

El sapo marino, denominado científicamente Rhinella marina, puede medir hasta 20 centímetros de largo. También tiene un volumen corporal que alcanza a 1 kilo. Su alimentación se base en el consumo de animales más pequeños tales como insectos, ratones y otros reptiles diminutos.

Se defienden de sus predadores a través de sus glándulas parótidas que secretan una sustancia que puede matar a otros animales. Tienen un promedio de vida de unos 20 años. Su veneno no afecta a los humanos, a menos que lo ingieran. Se registraron muertes en algunos espacios rurales, en donde algunas personas lo cazaron para su consumo.

Desafortunadamente estos anfibios gigantes son un problema en Australia, pues se las introdujo para combatir los escarabajos de caña. Esto ha reducido especies nativas que mueren tras ser ingeridos por estos sapos tóxicos, en definitiva, han provocado graves problemas en el equilibrio ecológico natural.

Salamandra gigante americana

La salamandra gigante americana, Cryptobranchus alleganiensis, es una especie que pertenece a la misma familia, Cryptobranchidae, que la salamandra gigante China, tiene cierta semejanza con la misma, sobre todo en su gran cabeza y patas no demasiado largas, su piel es también bastante rugosa.

Es fácilmente avistable en Norteamérica. Pueden medir cerca del metro de longitud, lo que las hace integrarse dentro del grupo de los anfibios gigantes. Llevan una vida mayoritariamente acuática.