Origen de los tetrapodos y por extensión los anfibios

El origen de los anfibios se remonta al periodo devónico, concretamente hace aproximadamente unos 380 millones de años. Se considera como ancestro común un grupo de peces de aleta carnosa o lobulados y con mandíbula articulada, gnatóstomos, pertenecientes a la clase Sarcopterygii (sarcopterigios).

Los peces sarcopterigios originaron a los primeros tetrápodos y a los anfibios por extensión. Sus aletas carnosas, musculosas, alargas y con estructura ósea en su interior permitieron el paso de estos animales del agua a la tierra, aunque su desplazamiento en un primer momento era torpe, con movimientos ondulantes y casi sin poder levantarse del suelo. Los expertos consideran que los primeros tetrápodos proceden del agua dulce, ya que el mayor número de fósiles se encontraron en sedimentos de agua dulce.

Cabe preguntarse la razón por la cual los sarcopterigios abandonaban el agua, muchos autores consideran que en aquellos tiempos era habitual que se secase el medio acuático donde vivían, por lo que necesitaban desplazarse por la tierra para encontrar otras áreas acuáticas, otros, en cambio, sostienen que el abandono del medio acuático se produce para evitar ser capturados por grandes depredadores que convivían en su medio natural, incluso muchos opinan que se trataba de una necesidad en busca de nuevas oportunidades alimenticias.

Tipo de peces sarcopterigios ancestros de los tetrápodos, por consiguiente de los anfibios

Los sarcopterigios, Sarcopterygii, se dividen en tres grupos:

  • Peces pulmonados, dipnoi (dipnoos).
  • Celacantos y fósiles del Devónico, Coelacanthimorpha.
  • Tetrapodomorpha (sarcopterigios extintos, especies más primitivas).

La comunidad científica es discrepante en cuanto a determinar el grupo de peces que ha de considerarse ancestro de los anfibios, un determinado sector mantiene que los anfibios proceden de los peces pulmonados, otros consideran a los celacantos como sus sucesores.

Evolución: camino hacia los tetrápados y por extensión a los anfibios

  • Peces con nexo a tetrápodos del periodo devónico:

Peces ancestros de los tetrápodos; Eusthenopteron, Panderichthys rhombolepis. Tiktaalik roseae

 

  • Primeros tetrápodos del Devónico:

Primeros tetrápodos: Acanthostega, Ichthyostega

  • Ancestros de anfibios modernos del Pérmico y Triásico:

Ancestros de anfibios actuales: Lissamphibia: Cacops, Triadobatrachus, Gerobatrachus

Artista recreaciones de imágenes: Nobu Tamura

Adaptaciones de los anfibios al medio terrestre

– Evolución de extremidades para poder deambular por áreas terrestres, refuerzo de musculatura y estructuras óseas.

– Aumento de tamaño de los ojos para obtener mejor visión en la tierra. Oídos más desarrollados.

– Evolución de la piel, semipermeables, para cubrir sus necesidades hídricas.

– Adaptación de branquias a pulmones para poder respirar en zona terrestre.

– Adaptación de mandíbula inferior, se une al cráneo para poder alimentarse correctamente.

Conclusiones: ¿de dónde vienen los anfibios actuales?

– Las relaciones filogénicas de los anfibios modernos -Lissamphibia- es un tema muy controvertido en el que en la actualidad no tiene una repuesta clara y unánime para determinar el origen de los anfibios.

– Problemática en cuanto a la pérdida de valor taxonómico de vocablos de uso tradicional.

– La sistemática de la forma de anfibios está lejos de ser interpretada de forma inequívoca.

– Es importante esperar al hallazgo de nuevos fósiles que permitan establecer un nexo más claro entre las anfibios del Carbonífero y la fauna de anfibios modernos existentes en la actualidad.

Ejemplo de distintas posiciones sobre el origen de los anfibios a falta de consenso unánime:

1º.- Salienta, Caudata, Gymnophiona → derivan de los Temnospondyli (temnospóndilos).

2º.- Salienta, Caudata, Gymnophiona → descienden de los Lepospondyli (lepospóndilos).

3º.- Salienta y Caudata → proceden de los Temnospondyli.

       Gymnophiona → descienden de los Lepospondyli.