Salamandra gigante, los datos reportados son sorprendentes

Salamandra gigante
Marshal Hedin/CC BY-SA 2.0

Casi tres metros pueden llegar a medir un ejemplar de salamandra gigante. Sus poblaciones se encuentran amenazadas y calificadas de peligro crítico por las organizaciones que defienden la vida silvestre. La caza furtiva para el consumo de su carne es el motivo de la desaparición progresiva de los especímenes.

Entre las salamandras gigantes destaca un individuo que se creyó, durante casi un siglo, que se trataba de una especie única. Pero recientes estudios de investigación determinaron que son tres las especies, muy diferentes genéticamente, que son endémicas de China, aunque hay otras dos especies en Japón y los Estados Unidos. Las chinas son, cada especie, propia de una zona en particular.

El anfibio más grande del mundo reportado es la especie Andrias davidianus. Se trata de una salamandra gigante que puede alcanzar hasta los 60 kilos de peso. Para los chinos es un símbolo de vida duradera porque la longevidad de estos animales se puede extender hasta los 200 años. Su carne es consumida como un auténtico manjar y también se utiliza para la preparación de tónicos naturales.

Otras salamandras gigantes en Japón y Estados Unidos

La salamandra gigante china tiene dos parientes, aunque menores al anfibio más grande del mundo. La japonesa, Andrias japonicus, significativamente menor en tamaño y en longevidad; y la norteamericana, llamada científicamente Cryptobranchus alleganiensis, aún más pequeña. Todas comparten un elemento en común: viven en las corrientes frías de los ríos, escondidas en las piedras donde se alimentan de pequeños peces.

También tienen en común el método de reproducción: la hembra pone una cadena de huevos y el macho los cuida hasta que salen las crías. Las especies norteamericana y japonesa están menos amenazadas.

Por años se creyó que era una sola especie de salamandra gigante china

Durante casi un siglo una salamandra gigante vivió en Londres. Primero estuvo en el zoológico y luego fue exhibida en el museo de Historia Natural. Ese ejemplar sería una especie totalmente diferente, luego de estudios genéticos comparativos con otras dos especies que viven en China. Esta especie, más grande, sería de hecho el anfibio más grande del mundo, según las conclusiones del estudio genético.

Científicos chinos han desarrollado planes de reproducción de salamandras en cautiverio pero, tras ser liberadas, ha sido imposible determinar si se trata de ejemplares silvestres o de los que han crecido en cautividad. Se desconoce si la situación crítica de supervivencia de la especie se mantiene o se acerca más al estado de extinción.

Los estudios consideran que la disminución de las poblaciones es catastrófica. Se han solicitado, a distintos niveles, medidas de protección que permitan la reproducción de las salamandras y su conservación en el futuro.

Cuatro salamandras gigantes están en el zoo de Londres

En una incautación se logró dar con cuatro salamandras gigantes que intentaban ser introducidas en el Reino Unido para cocinar su carne. Estos ejemplares se encuentran a buen resguardo en el zoológico de la capital británica. Se trata de especímenes que serán preservados, todo cuanto se pueda, para permitir la reproducción del anfibio más grande del mundo.

Lo que no dejan de lado los investigadores es que las medidas de protección deben responder a parámetros distintos diferenciados por la genética de cada especie. Eso permitirá la conservación de cada una de las especies y no de una en particular.

Se trata de un asombroso descubrimiento de un animal considerado como el anfibio más grande del mundo, virtualmente extinto gracias a la acción arrasadora del hombre. La salamandra gigante china merece una nueva oportunidad y la ciencia encamina todos sus esfuerzos a lograrlo para sostenerla en el transcurso del tiempo.