Telmatobius ventriflavum, rana acuática

A. Catenazzi/CC-BY 4.0

Un grupo de investigadores descubren en zona central de Perú una nueva especie de rana de agua a la que han denominado Telmatobius ventriflavum. En el estudio pariciparon los investigadores Dr. Alessandro Catenazzi, Dr. Victor Vargas, Dr. Edgar Lehr. Los autores publicaron sus conclusiones en la revista Zookeys.

En la investigación se analizaron otras especies andinas del género Telmatobius, y la nueva especie se distingue claramente del resto, al no compartir algunos rasgos morfológicos, además de la coloración tan característica que reviste y que ha dado lugar a su nombre: ventriflavum (vientre amarillo). Guarda más similitud con las especies T. intermedius y T. peruvianus, aunque la nueva rana investigada presenta mayores dimensiones, la piel lisa y los machos poseen espinas nupciales.

Se trata de un anfibio anuro que presenta el dorso amarillento, recubierto de manchas amarronadas, la zona ventral y el interior de las patas son de coloración amarilla, también anaranjada en ejemplares machos. Su piel es lisa y carece de espículas queratinizadas.

Telmatobius ventriflavum se considera amenaza por la presencia en la zona del hongo Batrachochytrium dendrobatidis, el cual produce quitirdiomicosis, de hecho especies del género Telmatobius se consideran extintas a causa de la enfermedad, incluso la población en los Andes ha disminuido considerablemente en los últimos años por implicación del hongo quítrido, téngase en cuenta los estragos que esta enfermedad está causando a nivel mundial, por lo que el Dr. Alessandro propone más estudios que evalúen el impacto de la quitirdiomicosis en este nuevo anuro. Otras amenazas están relacionadas con la destrucción del hábitat, principalmente construcciones y proyectos de infraestructuras, la contaminación también afecta muy negativamente.

Los estudios para la clasificación del anfibio se desarrollaron mediante la comparación sobre descripción de otras especies, así como el material recogido en el área de Tacna. A juicio de los investigadores quizás hubiese sido necesario una comparación más exhaustiva, sobre todo basada en una recolección de especies comprendidas en esa familia, habida cuenta de que solo estuvo un ejemplar presente en las comparaciones: T. intermedius; aunque lo cierto es que dado los caracteres morfológicos tan especiales que presenta el anfibio, no ofreció dudas a los científicos para catalogarlo como nueva especie integrante en el género Telmatobius.